viernes, 24 de abril de 2009

Cuando lo real sorprende

Era uno de esos momentos en que milagrosamente estaba concentrada en el estudio. Haciendo cuadros sinópticos en el pizarrón, leyendo en voz alta, imaginándome que soy una profesora que está enseñando micología frente a un aula lleno de alumnos. Ésta es una de las pocas técnicas que me sirve a la hora de estudiar.
De repente, suena mi celular, veo quién es, mi hermana... "Te llamaba porque dentro de un rato lo voy a buscar a Pablo, porque le dieron la salida por este fin de semana y pensaba buscarte para que pases un rato con él".

Pablo es mi hermano mayor que hace un mes está internado en un centro de rehabilitación. Su drogadicción y alcoholismo llegaron hasta tal punto que ya no podía ni con él mismo. No puedo describir la felicidad que sentí al enterarme que después de 20 años de adicción al fin hubiese decidido tratarse. Y no solo yo, sino toda la familia...

Aunque sabía que para mi no era conveniente tener una visita, por el corto tiempo que tengo para preparar el examen que rindo el lunes próximo, igual acepté con agrado la noticia.

Una hora más tarde los recibí en mi departamento y con mate en mano, nos sentamos en el balcón para charlar un buen rato.

Mi novio fue la única persona que me dijo que de todos mis hermanos, Pablo es el más parecido a mi y esta tarde pude comprobarlo...

"Hoy me preguntaron cuál es mi sueño" comenzó hablando mientras miraba con ojos soñadores el bello atardecer que iluminaba tenuemente la ciudad...
"Les dije que mi sueño es crecer espiritualmente, porque solo así me llegará la paz y la felicidad que tanto necesito. No me importa si no gano mucho, porque si uno empieza a concentrarse en lo que realmente importa, en su alma, en uno mismo, el dinero llega solo..."

Yo lo miraba hipnotizada... era como sentir la verdad en sus palabras... interiormente no podía evitar el asombro... porque era justo lo que yo pensaba...

"Uno no debe vivir la vida apurado" continuaba mientras tomaba de a sorbos el mate amargo que le cebaba... "¿Para qué vivir apurado? ¿A dónde vas tan apurado? Nosotros no somos máquinas para vivir así, somos humanos... a nosotros no nos cargan con aceite ni tampoco nos hacen un servis... Entonces ¿por qué vivimos como máquinas?"

En el transcurso de mi corta vida tuve la suerte de leer muchos libros de auto ayuda espirituales, como ser los de Paulo Coelho, Enrique Barrios, entre otros. Y aunque difieren un poco en las palabras, pude descubrir que todos tienen la misma esencia, todos hablan de lo mismo... "La paz y la felicidad están en uno mismo"

Y el escuchar a Pablo hablando en mi mismo idioma fue una experiencia totalmente increíble... Es cierto, de todos mis hermanos (aunque podría decir, de toda mi familia) él es el que mas se parece a mi, como si nos hubiésemos criado juntos, recibido la misma enseñanza...

"Mi problema es que la mayoría del tiempo, mi mente está totalmente dispersa y me es difícil llegar a la concentración absoluta" le dije mientras tomaba el mate...

"Es que vos necesitás hacer algo que nos enseñaron en terapia. Tratá de hacer una cosa a la vez. Tratá de concentrarte en una cosa a la vez. No pienses de acá a tres años, ni siquiera pienses en el mañana, o en la hora siguiente... Si vas a secar los platos, concéntrate en secar los platos, tomate tu tiempo, hasta que queden bien secos... Si vas a estudiar, concéntrate en tu estudio y no pienses en nada mas... si vas a limpiar tu departamento, concéntrate en eso y no mires a los libros que están sobre la mesa... Solo así vas a poder hacer las cosas bien, solo así vas a poder avanzar... Porque sino te llenás con un montón de cosas e igual no avanzas..." Me dijo con la mayor tranquilidad que una persona puede llegar a tener, totalmente seguro, confiado de lo que decía era cierto... y así era...

Nunca tuve una charla como la que tuve hoy con él... Lo vi totalmente cambiado, renovado, como si hubiese vuelto a nacer... con mas sabiduría...

Me di cuenta de que el Pablo de antes no era el real... sino un pobre alma consumido por las peores adicciones de hoy en día.

Recuperé a mi hermano y eso me pone inmensamente feliz...

Solo espero que tenga la fortaleza para seguir con el tratamiento, porque esto recién empieza y aún le falta un camino largo por recorrer... Pero gracias a Dios, el primer paso ya está dado.

11 Comentarios:

Dying dijo...

Que lindo post, espero le hayas dicho el cambio que notaste, felicitarlo y expresarle lo bien que conectaste con cada una de sus palabras. Realmente hay sabiduría en lo que dijo, me recordó elementos del Zen (me imagino has leido a Osho también).
Un abrazo y suerte con tu examen!

Mamarracho dijo...

estupendo saberlo! :)

Azu dijo...

Hola Dying!!
:)

No leí Osho todavía, pero tengo muchas ganas de leerlo, porque justamente uno de los libros favoritos de Pablo es ese (a propósito, el nombre real no ese, entenderás por qué)
Tal vez no le dije exactamente así, pero de que lo habrá notado seguro, porque no dejaba de mirarlo y de acompañarlo con las palabras...definitivamente mi relación con él mejoró muchísimo, ya que antes casi ni hablábamos.

Un beso enorme y gracias por leerme :)

Mamarracho!!!
Gracias por pasar, un besotote!!

Horacio dijo...

me estaba interesando en la historia y, dentro de ella, en tus sentimientos, lo que le pasa a tu hermano y cómo eso te pega a vos

una historia valiosa, que lo hace reflexionar a uno acerca de muchas cosas, de vivencias propias o de gente cercana

pero cuando leí lo de coelho y los libros de autoayuda fue como si en medio de un momento de romanticismo te tiraras un pedo, y de los olorosos :P

Passion dijo...

uhhh! que "grossidad" que contiene la historia...parece como si la viviera con vos...te felicito por ese apoyo que le brindás a tu hermano,en mi caso, estuve muy muy cerquita de una adicto al cual quise,por todos losmedios,ayudarle,o al mneos convencerlo de que comience con un tratamiento ambulatoria aunque sea y nada...no escucha...no puede...no quiere...no SE QUIERE...

Me alegra muchisimo que esten asi!
Es un hermoso comienzo...el fin de una pesadilla y el principio de una nueva ventura :)
Un abrazo gigante♥
otro para tu hermano y que JAMÁS! afloje eh?♥♥
besitos.

Azu dijo...

Horacio:
Mientras leía tu comentario pensaba: "ahhhhh, qué lindo comentario que me dejó Hori, yo sabía que dentro de él había cierta ternura envuelta en poesía..." :)

Pero bastó que termine de leerlo para que en mi estalle la caracajada que siempre lográs jajajaja

Siempre tan finuli vos eh? ;-)

Azu dijo...

Passión:

La historia que me contás es parecida a las millones que viví con mi hermano...
Él tuvo desde que nací como 10 novias, sino son mas, y con todas él se iba a casar, nose que tiene mi hermano pero las enamora al instante, creo que es por lo dulce que es su personalidad...
Pero el problema siempre fueron sus adicciones, y fueron tan fuertes que ninguna mujer pudo con eso...

Ese es un problema que solo ellos pueden parar, solo es necesario estar ahí cuando realmente lo quieran detener...

Te comprendo totalmente, no es fácil, nada fácil...

Esperemos que nunca afloje, porque cada vez que lo veo me doy cuenta que siempre fue una excelente persona con un corazón gigante, y no se merecía por nada del mundo vivir así.

Muchas gracias por las buenas energías y los buenos deseos.

Un beso enorme y hasta pronto!

leandro! dijo...

Hola Azu, muuuy bueno tu nuevo blog!
la verdad que me alegro mucho por la decision que tomo tu hermano de ayudarse a si mismo, debe ser dificil! y seguro que llevara su tiempo, creo que hiciste bien en dejar los libros un rato y pudieras verlo, si lo comparas en la balanza hiciste muy bien!

es cierto que tenemos que concentrarnos en el momento y no pensar tanto en el futuro, pero como cuesta esto tambien!

bueno, me gusto mucho esto, ya solucione lo de los comentarios! gracias por avisar!

un beso grande Azu!! :)

Azu dijo...

Hola Leandrooooo!!!!!!!!
:-)
qué bueno que estes de nuevo por estos lados.

Si, hice bien en dejar un poco los libros de lado, porque estas experiencias no se viven todos los días, hace muuuucho tiempo que no lo veia tan bien a mi hermano.

Es dificil no pensar en el futuro, pero tampoco creo que imposible no? Hagamos el intento, tal vez hasta podamos.

Un besototote enorme!
:)

Horacio dijo...

eh, me decís a mí "siempre tan finuli vos", pero el pedo te lo tiraste vos jajajaja

Azu dijo...

Horacio!!
A ver... 1,2,3,4,5,6,7,8,9,10
Mirá que estoy envejeciendo y con poca paciencia eh? eh??
:-P