miércoles, 3 de junio de 2009

Buscando una solución


Pongámonos de acuerdo...
Antes que nada y para poder resolver cualquier problema, primero hay que ponerse de acuerdo.

Uno de los problemas más importantes de la humanidad, es la falta de espiritualidad, de crecimiento interior, de saber diferenciar lo bueno de lo malo.

Pero también es la pobreza...

A un niño con el estómago vacío no se le puede enseñar nada, simplemente porque no te va a prestar atención. Lo mismo ocurre con uno que no tiene zapatos, ni abrigos, en pleno invierno...
Y créanme cuando les digo, que estas cosas pasan y muy de seguido.

Creo que antes de buscar una solución a todos los problemas que nos aquejan hoy en día, primero debemos identificarlos.

Y preguntarnos...

¿Cuál es el tronco del cual salen todos los problemas?

Pero el gran desequilibrio existencial que seguramente tendremos una vez que los identifiquemos, es que nos vamos a encontrar no con uno solo, sino con cientos de problemas, y todos son igual de importantes, y hasta será difícil encontrar uno que se pueda definir como la raiz... La falta de valores, ignorancia, pobreza, adicciones, enfermedades, corrupción, por nombrar solo algunos.

Hoy en día se piensa...

"Si, hay que educar a nuestros niños desde que nacen, enseñarles que eso no está bien. Hablarles del amor y de todas sus formas. Enseñarles a ser honestos y a ganarse la vida como Dios manda".

Si, eso está perfecto. Pero lo que no estamos teniendo en cuenta, es que estamos hablando en tiempo futuro, de nuestros futuros niños y por ende futuros adultos, de los niños cuando nacen...

Y yo me pregunto...

¿Qué hacemos con los que ya nacieron?
¿Qué hacemos con esos jóvenes que con 14 o 15 años (a veces menos) van y asesinan a personas solamente para robar un par de zapatillas o un auto?
¿Qué hacemos con los chicos de la calle, que además de no tener donde vivir cayeron en las peores adicciones como el poxiran o el paco?
Y eso, nombrando únicamente a este sector.. Ni hablemos de los demás...

Está bien que se hagan conferencias, charlas, que se abran institutos para que la gente se concientice y empiece a ver que ya no podemos vivir así. Eso está perfecto. Pero creo que el problema debe ser atacado en ambos sentidos. Desde lo espiritual y desde lo económico. Porque indiscutiblemente estos van de la mano.

Y además debe abarcar a todas las masas, a toda la población, desde el mas rico al más pobre, desde el más culto al mas ignorante, porque es un problema de todos.

Por favor, digamos BASTA a los privilegios de unos pocos, o a esa popular frase "Es que aún no ha llegado tu momento".

Creo que es un problema que nos afecta a todos. Todos debemos trabajar para que una solución efectiva y poderosa aparezca, pero así también, esa solución debe ser para todos.



Esto simplemente es la primera parte de un montón de pensamientos que están rondando por mi cabeza hace unos cuantos días. Tal vez tenga razón, tal vez no tanto... Pero sentí que debía escribirlo.


2 Comentarios:

David c Fild dijo...

claro! que tienes razon, esta es la realidad del pais con respecto a los niños y los jovenes,
creo que individualmente y como comunidad podemos hacer algo, sin esperar que otros lo hagan,
yo tambien me lo h planteado azu,

gracias por ser sensible a estas cosas.

abrazo!!

Azu dijo...

Hola David!

Gracias por siempre acompañarme en mis pensamientos.
Hay muchas cosas en mi cabeza todavía, posibles soluciones o movimientos. Pero creo que lo importante es lo que decís, todos podemos hacer algo, tanto individualmente como colectivamente.

Un beso enorme!♥